“LaSalle College fue mi segundo hogar”

“LaSalle College fue mi segundo hogar”

Más información
X

Solicita información

¿Cuál es el programa que te interesa?
*
¿Cuándo te gustaría empezar el programa?
*
¿Qué tipo de información te gustaría recibir?
Pregunta
Other contact or email
13 marzo 2013

Con mucho agradecimiento Luis Miguel Caamaño, egresado del programa de Diseño Gráfico, Animación, Multimedia y Páginas web recuerda su paso por LCI Bogotá, la institución que fue su segundo hogar en los momentos difíciles y alegres, tuvo un inicio de carrera turbulento porque no era consciente que él mismo se encargaría de construir su futuro, primero vio a LaSalle College como un lugar para conocer gente y hacer vida social, pero después se dio cuenta que lo que hiciera y aprendiera en ésta, le serviría para tomar el control de su existencia y de lo que siguiera de ella, pasó de ser un estudiante promedio a destacarse, sustentándolo en su talento y en sus ganas de salir adelante y dejar la zona de confort de la que mucho no quieren salir.

En el 2010 se graduó y ese mismo año ganó el Oro en los premios FESP  (de la Fundación Universitaria San Martin) a la mejor publicidad exterior, después continuó su formación haciendo diplomados en otras instituciones y trabajó en distintas agencias, que le permitieron conocer a mucha gente y mejorar su perfil profesional.

Tuvo la oportunidad de contactarse con Isthmus,  universidad Panameña  de arquitectura y Diseño Industrial, en la cual ha sido invitado a dictar clases y que le permitió conocer el mundo académico desde la docencia, allí ha impartido clases de Photoshop, portafolio y ahora está esperando la aprobación de su tercera materia que es Branding.

Él cree firmemente que la vida se construye con talento, esfuerzo y disciplina, que deben ir ligados “Puedes esforzarte pero si no creas la disciplina solo verás fugazmente resultados, en mi caso al empezar la carrera llegue a pensar que con el talento me bastaba” comenta Luis Miguel.

El año pasado se casó y se fue a vivir a Bucaramanga, ciudad que lo acogió muy bien y le abrió las puertas de una agencia de publicidad, donde tuvo el privilegio de ser el director creativo, transformando la forma de pensar que tenían hasta el momento, gracias a su trabajo, pudo crear proyectos para la Universidad UDES que fueron un rotundo éxito asesorándolos en muchos procesos.

Para él, LCI es su familia, encontró personas preocupadas por él, profesores inigualables, muy buenos compañeros, administrativos amables e interesados en los estudiantes  y a Carlos Correa, director del programa que lo guío sabiamente en su paso por la institución.

La experiencia para Luis Miguel como docente ha sido excelente,  es un reto constante de estar siempre actualizado, de mantenerse vigente, es una labor que exige saber no solamente del arte, sino de psicología, comunicación, sociología y hasta de animador, porque hay que mantener el interés siempre de los estudiantes, otorgándoles herramientas adecuadas para que perfeccionen su talento.

Actualmente está planeando la creación de su empresa, con la cual espera estar  “al aire” en un mes y ofrecerá consultoría en Branding y acompañamiento a Pymes que están comenzando, que puedan encontrar el valor de su marca y puedan ejecutar una estrategia que las lleve lo más lejos posible. También ofrecerá aplicaciones digitales  a la medida del cliente.

Sueña algún día con retribuirle a LCI todo lo que recibió “espero en algún momento que la docencia me lleve a LaSalle College y poder compartir lo que he aprendido, trabajar de la mano con la institución para hacer que ésta llegue lo más alto posible  y que cada egresado se contagie y quiera ser parte de esto”  puntualiza Luis Miguel.